En qué se fijan las entidades financieras para otorgarte un crédito de vivienda

Maff Juntos Construimos > Blog > Compra de apartamento > En qué se fijan las entidades financieras para otorgarte un crédito de vivienda

Los créditos hipotecarios se han convertido en el principal recurso financiero de las familias para lograr comprar un inmueble. Obtener un préstamo bancario no es algo imposible, pero deberás cumplir todos los requisitos y conocer la información suficiente para lograr el mejor acuerdo.

Aquí, enumeramos los principales aspectos en los que se fijan las entidades financieras en Colombia a la hora de otorgarte un crédito hipotecario.

  1. Revisan todos los requisitos

Uno de los primeros pasos para solicitar un crédito de vivienda es conocer el valor del apartamento que deseas adquirir. Conociendo el monto total podrás calcular el pago inicial a la constructora, y así saber la cantidad restante que necesitas solicitar a través de un crédito.

Los requisitos para pedir un crédito hipotecario varían en cada caso y entidad financiera. Mientras que los documentos solicitados dependerán de si eres un trabajador independiente, empleado o pensionado.

Copia de la cédula, certificados bancarios, carta laboral, certificado de retenciones y declaración de renta, son algunos de los requisitos básicos solicitados por la mayoría de las entidades.


  1. Analizan tu situación laboral

Los ingresos familiares son uno de los principales elementos que definen el monto del préstamo. Las entidades financieras pueden otorgar por ley hasta el 90% del valor total de la vivienda; mientras que la cuota inicial la puedes cancelar de contado a través de un plan de ahorros, cesantías o subsidios.

Existe una fórmula financiera para determinar que por cada 50.000 pesos que recibas de salario, el banco te prestará un millón.  Si un empleado gana al mes 3 millones de pesos, el banco podría prestarle hasta 60 millones. Como esta suma ofrecida por el banco representa el 70% del costo de la vivienda, el empleado deberá conseguir el 30% restante para el pago de la cuota inicial, que rondaría entre los 25 y 30 millones de pesos.

Por otro lado, para solicitar un préstamo hipotecario solo podrás consolidar la suma de los ingresos familiares con tu cónyuge o parientes de primer y segundo grado de consanguinidad. Luego de solicitar el crédito hipotecario, según las leyes de Colombia, la primera cuota no podrá exceder el 30% de tu salario mensual.

Del monto de las cuotas depende el plazo para cancelar el crédito, pero los plazos también obedecen a las cláusulas, condiciones e intereses acordados con el banco. En un préstamo que supere los 60 millones, la primera cuota podría ubicarse entre los 600 y  900 mil pesos, que deberás poder pagar con tus ingresos mensuales sin afectar la estabilidad económica familiar.

3. Verifican  tu experiencia crediticia

La experiencia crediticia es el historial que muestra tu comportamiento frente a otros préstamos u obligaciones. Esta información sirve para validar tu conducta financiera durante la adquisición de productos crediticios en el pasado y determinará los montos y préstamos que te otorguen a futuro.

Una de las mejores maneras de generar una buena experiencia crediticia es empezar a adquirir productos financieros desde temprana edad, demostrando compromiso y puntualidad en cada uno de los pagos.

Sin importar tu edad,  la mejor forma de mejorar tu registro crediticio es pagando siempre a tiempo.

Si llegas a tener demoras en los pagos, empezarán a registrar el retraso en tu reporte, generando un historial negativo que posiblemente te cerrará las puertas de un nuevo crédito.

Contar con un historial positivo también representa no haber sido reportado a ninguna central de riesgo como Datacrédito o CIFIN. Por lo que tendrás mayor libertad de solicitar productos financieros en otras entidades que se nutran de esta información para aprobar los préstamos que otorgan.

  1. Estudian tu edad

Las entidades financieras apuntan a que mientras más joven sea el contrayente del préstamo, tendrá mayores oportunidades de aprobación y subsidio. Considerando que los créditos pueden tardar hasta 30 años en ser pagados, ser joven es una ventaja que te permitirá terminar de pagar la vivienda incluso antes de tiempo.

A pesar de que el historial crediticio se fortalece a partir de los 25 años cuando las personas comienzan a desarrollar estabilidad financiera, más del 10%  de los colombianos solicitaron su primer crédito entre los 18 y 25 años.

  1. Comprueban  tu  capacidad de endeudamiento

La capacidad de endeudamiento representa el monto máximo por el que una persona puede comprometerse a realizar un pago sin  afectar su integridad financiera. En promedio se calcula que la capacidad máxima de endeudamiento de una persona puede ir desde el 30 al 40% de sus ingresos mensuales.

Una manera de conocer cuál es tu capacidad de endeudamiento, es restando de tu ingreso mensual  todos los gastos fijos que presentes durante un periodo de 30 días.

Todo lo que genere una disminución de tu capital debe ser considerado como gasto. Los principales egresos fijos son la alimentación, transporte, educación y el pago mensual de otras deudas, rentas o créditos.

Una vez restados todos los gastos de tus ingresos mensuales, conocerás tu poder de endeudamiento. Sin embargo, también debes considerar los gastos variables como vacaciones, consultas médicas y costos de reparaciones; por lo que no es nada recomendable que excedas más del 40% de tus ingresos para cubrir las cuotas mensuales de tu crédito hipotecario.

  1. Consultan tus gastos fijos mensuales

Los bancos esperan que todos sus clientes puedan pagar los préstamos a tiempo, por lo que gozar de una buena y estable situación laboral es fundamental para poder cubrir mensualmente los gastos fijos y las cuotas del crédito.

Si estás desempleado y no cuentas con ingresos que garanticen tu compromiso de pago con base en tus gastos fijos, posiblemente tu crédito hipotecario será rechazado.

Los créditos aceptados en UVR (Unidad de Valor Real), calculan el poder adquisitivo con base en el índice de precios al consumidor, por lo que el pago mensual de las cuotas varía.

El pago en pesos y con tasa fija permite que el monto de las cuotas mensuales se mantenga por más tiempo, y funciona como una estrategia de confianza que otorgan las entidades financieras durante escenarios de baja inflación.

Ambos planes de amortización son favorables, dependerá de los productos y condiciones que el banco te otorgue. Cada tipo de préstamo debe ajustarse al poder adquisitivo y capacidad de pago de cada comprador con base en sus gastos fijos mensuales.

Los intereses varían según las entidades y las tasas pueden subir o bajar diariamente con base en el acuerdo firmado.

Si tus ingresos son muy bajos en comparación con el crédito, o tus gastos fijos son muy altos, la entidad financiera podría considerar que no estás capacitado para realizar los pagos, negándote el crédito.

  1. Se fijan en tu comportamiento de pago

Los bancos, empresas de financiamiento y entidades de ahorro, son las principales organizaciones habilitadas por la ley colombiana, para otorgar créditos para la compra de una nueva vivienda.

Los plazos para pagar el crédito hipotecario van desde los 5 hasta los 30 años. Y los bancos e instituciones comerciales podrán solicitarte durante este tiempo que compres un seguro que proteja al inmueble en caso de incendio y terremoto.

La aprobación de un crédito hipotecario puede convertirse en tu oportunidad para adquirir un nuevo hogar. Con el pago de cada cuota estarás garantizando una parte de tu nuevo inmueble y la disminución de la deuda contraída.

Obtener un préstamo para comprar un apartamento te brindará una rápida estabilidad financiera y mayor organización de todos tus gastos. Ambos aspectos a través de los años se convertirán en hábitos de ahorro y organización, que mejorarán en gran medida tu economía, historial crediticio y calidad de vida.

Te podría interesar: 10 pasos para seleccionar la constructora ideal 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *